Historias de la Historia

Anécdotas y Curiosidades del pasado

Archivo para mayo, 2019

Descentralizar ¿la Conquista?

Publicado por El hijo del Ahuizote en mayo 29th 2019

 

Autor: Pedro Salmerón Sanginés

Las versiones tradicionales de la irrupción española nos cuentan la epopeya de 400 valientes poseedores de una incontestable superioridad tecnológica y de su esforzado capitán, que conquistaron y sometieron a un gran imperio. O la resistencia heroica de los mexicas contra unos invasores genocidas. Desde entonces, se nos cuenta, los mexicas o aztecas y sus descendientes, nosotros los mexicanos, somos conquistados. Hijos de la chingada.

Mientras el cuento que nos cuentan se siga centrando en el enfrentamiento del esforzado (o genocida) capitán y en la tragedia de Tenochtitlán y el heroísmo de Cuauhtémoc, mientras sigamos insertos en la concepción de Estado-nación racista y excluyente centrada en el mestizaje (de español y azteca), seguiremos siendo los hijos de la chingada que el régimen priísta quiso enseñarnos a ser: el mexicano que los sedicentes herederos de Octavio Paz pintan como niño/borrego buscador de mesías.

Urge, pues, rescatar todos los re­latos convertidos en historias secundarias. Tengo en mi mesa de trabajo numerosos documentos que debo ordenar y priorizar. Hablaré de algunos: empiezo con el proyecto museográfico indios conquistadores, de Raquel Güereca y Michel R. Oudjik, con museografía y gestión de Salvador Mirabete y Víctor Iván Gutiérrez, que tiene como objetivo principal mostrar una nueva narrativa de la Conquista, basada en fuentes elaboradas por indígenas que se reivindicaban a sí mismos como indios conquistadores, al tiempo que se cuestiona la visión tradicional de la Conquista construida por la historiografía dominante.

Los documentos y narraciones que mostrarán Güereca y Oudjik, revelan a pueblos nahuas, zapotecos y otomíes, entre otros, que en sus propios escritos de los siglos XVI y XVII se presentan como conquistadores, como vencedores. En esas y otras fuentes encontraremos desde xochimilcas que en la década de 1560 alegan ante el virrey, en defensa de sus tierras, que cuando los tlaxcaltecas se cansaron nosotros llevamos 900 canoas y 10 mil guerreros; hasta los nahuas defensores de la frontera de la Nueva Vizcaya en el siglo XVIII; pasando por zapotecas que conquistan y pueblan Guatemala… y otras historias que no adelanto. Mientras, digamos que es evidente la continuidad de patrones de comportamiento mesoamericanos en la sociedad y el discurso coloniales.

Sigo con los avances de investigación de Edna Sáenz, Aideé Hernández y Andrés Centeno, que inquieren sobre tres antihéroes de los relatos tradicionales: Xicomecóatl, el cacique gordo de Cempoala, primer aliado de Hernán Cortés… o quizá, quien metió a Cortés en la dinámica de la guerra mesoamericana. Xicoténcatl el viejo, el senador de la República de Tlaxcala a quien su propio hijo habría confrontado por su entreguismo… o quizá el catalizador de la conversión de Tlaxacala en una república que se autogobernó hasta 1821, semillero de sedicentes conquistadores del septentrión. Y Acolhua Ixtlilxóchitl, el traidor que convertido en señor de Texcoco que en una fuente que le es proclive, el Códice Ramírez, queda probado que no fueron [los tlaxcaltecas] los que ganaron a México sino don Fernando Ixtlilxuchitl con 200 mil vasallos suyos.

Y si además de llevar el relato más allá del esforzado capitán y del joven abuelo de López Velarde (para hablar de las demás naciones, pueblos y comunidades) lo sacamos de la gran Tenochtitlán y el centro de México (como propone Armando Bartra: https://bit.ly/30MpRjK) quizá, sin oscurecer la catástrofe civilizatoriaque provocó la irrupción española, ni a sus instigadores visibles y no tanto, como la insaciable codicia del gran dinero, quizá podríamos construir otro relato, atendiendo el sur maya y el norte aridoamericano.

Recordemos, pues, que los actuales estados de Guanajuato, Zacatecas, Aguascalientes, San Luis Potosí y regiones aledañas, son México tanto como la capital. Recordemos que su conquista se produjo de 1550 a 1600, de manera apenas epidérmica; que muchos de sus conquistadoreseran indios mesoamericanos (como Conín o Santiago de Tapia, que en gigantesca estatua nos recibe al llegar a Querétaro); y que en realidad, se sometieron más mediante la paz por compra que por la fuerza de las armas (es decir: que los ancestros de los indios que acompañaron al cura Hidalgo no perdieron la guerra en campos de batalla).

Y más al norte de la Gran Chichimeca, los tlaxcaltecas y los mexicas eran señores de a caballo igual que los españoles, lo que hizo decir al obispo Pedro Tamarón y Romeral algo así como ahora resulta que todos los indios son tlaxcaltecas.

Pregunto: ¿por qué los herederos de los nahuas-xochimilcas se presentan hoy como descendientes de los conquistados, los vencidos, cuando en 1560 sus abuelos se llamaban conquistadores? ¿Por qué necesariamente nos identificamos con Cuauhtémoc y no con Xicomecóatl, Ixtlilxóchitl o Conín? ¿O con la Malinche, pero no la de Octavio Paz, sino –por ejemplo– la de Yásnaya Elena?

Sin conquista no hay conquistados, ni conquistadores.

tomado de: https://www.jornada.com.mx/2019/05/28/opinion/014a2pol#

Tags: , , , , , , , , ,
Publicado en Historia de Mexico | Sin Comentarios »

Hallan el ancla que habría pertenecido a navío de Cortés

Publicado por El hijo del Ahuizote en mayo 1st 2019

El proyecto que fue entregado al INAH plantea la ubicación del posible sitio en el que Hernán Cortés hundió sus naves ante el temor de un motín en su contra en 1519, lugar que anteriormente había sido estudiado por el historiador mexicano Francisco del Paso y Troncoso (1842-1916).

Un ancla con un fragmento de madera que data del siglo XV procedente de España es el principal hallazgo hecho por investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en costas veracruzanas y podría ser un vestigio de los navíos en los que llegó Hernán Cortés al país hace 500 años. Así lo revela en entrevista con Crónica el arqueólogo Roberto Junco Sánchez.

«La primera temporada de exploración terminó en diciembre con excelentes resultados: encontramos un ancla muy antigua. Se dató la parte de madera del ancla y es madera del siglo XV. Pero el proyecto continúa y estamos empecinados a encontrar esos barcos», dijo a este diario.

El año pasado especialistas iniciaron al sur de Actopan, Veracruz, el proyecto «Arqueología subacuática en la Villa Rica. Tras los pasos de Del Paso y Troncoso y los barcos hundidos de Cortés», dirigido por Roberto Junco Sánchez, subdirector de arqueología subacuática del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y Chris Horrell, investigador del Buró de Seguridad y Cumplimiento Ambiental (BOEM, por sus siglas en inglés), Estados Unidos.

El proyecto que fue entregado al INAH, y del que Crónica posee una copia, plantea la ubicación del posible sitio en el que Hernán Cortés hundió sus naves ante el temor de un motín en su contra en 1519, lugar que anteriormente había sido estudiado por el historiador mexicano Francisco del Paso y Troncoso (1842-1916).
La investigación que concluyó su primera etapa en diciembre de 2018, registró un ancla muy antigua que fue puesta al interior de un barco. «Es un ancla de metal, pero el cepo, una de las partes altas, es de madera y de ésa tomamos una pequeña muestra que data de cerca de alrededor del 1400», señaló Junco Sánchez.
El arqueólogo destacó que la madera procede de un roble español y que probablemente es un ancla hecha en el país vasco. «Es un roble característico del norte de España y su hallazgo es una excelente noticia como objeto, independientemente que tenga que ver con Cortés o no. Es un gran hallazgo encontrar estás anclas antiguas en gran estado de conservación», comentó.
Dicha ancla, agregó, es del siglo XV debido a que su parte metálica coincide a una tipología antigua.

—¿Se puede saber qué tipo de barco llevaba esta ancla?

—No era un barco tan grande pero además, los barcos no traían una sola ancla traían cinco o seis. El tamaño del ancla hallada es de 2.50 metros.
Otros objetos que el equipo de expertos localizó fueron elementos cerámicos prehispánicos y barcos del siglo XIX.

“Vamos a seguir trabajando ahí en julio de este año con nuevas herramientas de trabajo como un perfilador de fondo y continuaremos con los buceos identificando las anomalías. Hay bastantes cosas interesantes por descubrir en la zona incluyendo barcos más recientes del siglo XIX”, dijo.

—¿Quiénes participaron en la datación de la madera?

—Es un proyecto del INAH con colaboración internacional. Básicamente es el INAH quien hace esto. En la datación nos ayudaron la UNAM y un laboratorio en Estados Unidos, pero la identificación de maderas se hizo en el INAH y colegas españoles también nos están ayudando con unas muestras.

Tags: , , , ,
Publicado en Historia de Mexico, Noticias de la historia | Sin Comentarios »

 
A %d blogueros les gusta esto: