Historias de la Historia

Anécdotas y Curiosidades del pasado

Archivo para 'Historia Clásica' Categoría

Servio Tulio y de como “si se cierra una puerta, la diosa (Fortuna) abre una ventana”

Publicado por El hijo del Ahuizote en noviembre 4th 2018

El rey de Roma Servio Tulio (hacia 578 a. C.–c. 534 a. C. fecha tradicional aunque controvertida), decía tener una relación especial con dos dioses: Vulcano (Hefesto), al que levantó un altar en el Comicio de Roma, según la tradición él había engendrado al rey Servio mediante una chispa de una hoguera, dejando embarazada a su madre Ocrisia.  Por este motivo este monarca etrusco creía contar con los favores de este dios. Pero, también decía gozar de la protección de una diosa, Fortuna (diosa de la buena suerte). A esta diosa le dedicó muchos santuarios en la ciudad, uno de ellos en el Foro Boario del que han llegado hasta nosotros algunos restos.
Según contaba la leyenda, Servio tenía una aventura amorosa con esta divinidad, que entraba en su dormitorio por una ventana, la llamada Porta Fenestella.
Resultado de imagen de ventana antigua pompeya
Ventana de Pompeya.
Curiosamente, en el Oriente Próximo existía un rito que servía para legitimar la monarquía, cuando el rey era dudoso.  El nombre que recibía era el de “bodas sacras” y consistía en la unión durante la noche del rey con la diosa el templo, a veces incluso llevándose a cabo el acto sexual haciendo de diosa un sacerdotisa, una prostituta del templo o una esclava. Cuando la boda sagrada era consumada comenzaba el reinado y era la propia diosa la que anunciaba por una ventana del templo la aprobación del nuevo monarca.
Resultado de imagen de diosa ventana oriente proximo marfil
“Diosa de la ventana”, ss. IX-VIII a. C.
¿Y qué tiene que ver este rito oriental con Roma? Resulta que, según el mito, Tanaquil, esposa de Tarquinio, monarca al que sucedió Servio, fue la instigadora para que este etrusco reinara (su biografía hasta convertirse en rey es bastante oscura).  Ella, igual que la diosa, se dirigió por una ventana al pueblo para anunciar al nuevo monarca.
Plutarco nos cuenta lo siguiente:
“¿Por qué llaman a una Única puerta “ventana”, pues esto significa “fenestra” y junto a ella está la llamada «cámara de la fortuna»?
¿Acaso porque el rey Servio, que fue afortunadísimo, tenía fama de conversar con Fortuna que le visitaba por la ventana?
¿O esto es una invención, dado que cuando murió el rey Tarquinio Prisco, su mujer Tanaquil, sensata y regia, asomándose a la ventana se dirigió a sus ciudadanos y les persuadió a que designaran rey a Servio y por esto el lugar tomó este nombre?” (Cuestiones Romanas 36).
Es curiosa la aparición de la “ventana” por dos veces en la historia de este rey: por una parte fue un elemento indispensable en su nombramiento como gobernante tras el anuncio por parte de la esposa del anterior monarca como sucesor, cuando era un personaje que había salido de la nada y sobre el cual siempre se ha especulado muchísimo; y por otra, era el lugar donde entraba la diosa Fortuna para realizar el acto amoroso con él y aconsejarle sobre su gobierno y así legitimándole.
Servius Tullius by Frans Huys.jpg
Servio Tulio
Frans Huys, s. XVI
Fuente: wikipedia
Ya sabéis lo que se dice: “Cuando Dios te cierra una puerta, se abre una ventana”, pues a Servio le viene como anillo al dedo ese refrán.
Texto de Plutarco de M. López Salvá para editorial Gredos.

Tags: , , ,
Publicado en Historia Clásica | Sin Comentarios »

Maravillas del Mundo Antiguo XXII: El Coloso de Rodas.

Publicado por El hijo del Ahuizote en septiembre 22nd 2018

La conocida como sexta Maravilla de la Antigüedad fue construida en el siglo III a.C. por los rodios, en su puerto de Rodas erigieron una colosal estatua de bronce del dios Helios. Al igual que las otras Siete maravillas del mundo antiguo, salvo la gran pirámide de Keops, fueron destruidas y no se conservan en la actualidad, en este caso, el Coloso de bronce fue devastado por un terremoto. Nuestra historia comienza en la Antigua Grecia, una gran civilización basada en Ciudades-estado autónomas, con sus propios dirigentes y leyes. En su etapa final conocida como el Helenismo de Alejandro Magno, tres de esas Polis: LindosCamiro y Yáliso, en el año 405 a.C., fundan una nueva ciudad llamada Rodas. Colocaron su capital federal en un lugar estratégico, Rodas estaba entre dos grandes rutas marítimas de la Antigüedad clásica: la que unían Mileto con Egipto, y la que conectaba Grecia con Chipre y Siria. De modo que, prosperó con gran celeridad, los rodios se hicieron célebres por ser grandes navegantes, comerciantes, diplomáticos y artesanos de los metales. Y su posición relevante  lleva a Rodas a verse envuelta en la célebre guerra de los sucesores de Alejandro Magno.

Imagen de la Helépolis o tomadora de ciudades, la máquina de guerra más devastadora de la Antigüedad.

Por razones económicas, de la ruta comercial, finalmente, los rodios pactan con Ptolomeo I, rey de Egipto, y eso enfurece al otro candidato a suceder a Alejandro, Antígono, rey de Macedonia, que envía para “convencer” a los rodios a su hijo Demetrio Poliorcetes. Demetrio era famoso por tomar y asediar ciudades, inventó la famosa Helépolis o “tomadora de ciudades”, que era una brutal máquina de asedio en forma de torre, perfectamente equilibrada, de unos 40 metros de altura. La torre fue diseñada por el arquitecto Epímaco de Atenas y tenía nueve pisos con aberturas, desde las que atacar, y se movía sobre ruedas. Según la tradición, ese era el talón de Aquiles de la temible maquina, sus ruedas, los rodios lo aprovechan y logran detenerla lanzando a su camino barro y estiércol, evitando su avance. El asedio fue largo, y los rodios resisten tras un año, logrando un beneficioso acuerdo, serían aliados de Antígono y no de sus enemigos, excepto Ptolomeo y su Egipto. Este pacto fue visto en Rodas como lo que era una gran victoria, y para conmemorar dicha victoria y agradecer a Helios la protección dada durante el asedio de los macedonios, se decide levantar una grandiosa estatua de bronce de Helios, dios del sol y protector titular de la isla de Rodas.

Otra imagen artistica del Coloso de Rodas en su mítica ubicación en el puerto.

Lo más curioso de todo, es que Demetrio dejo su enorme Helépolis en Rodas tras su fallido asedio, y gran parte del dinero para levantar la maravillosa estatua fue financiado con la venta de los restos de la gran torre de combate. Los rodios encargan tal magna obra al discípulo más aventajado de Lisipo, el gran escultor favorito de Alejandro, que no era otro que Cares de Lindos. Sobre el 304 a.C. Cares comenzó la estatua, aunque no sabemos con exactitud si pudo terminarla, ya que según filósofo Sixto Empírico, se quitó la vida al poco de iniciar obra, al haber calculado mal los gastos de tan gigantesca construcción, aunque puede ser una licencia poética y, por ende, exagerada del filosofo Sixto. Los rodios deseaban una estatua a la altura de la victoria lograda y del dios que la propició, del mismo modo que los atenienses hicieron tras la famosísima batalla de Maratón y su maravillosa estatua criselefantina de Atenea, obra del gran Fidias en el Partenón de la Acrópolis de Atenas. En palabras del coetáneo poeta Tiilo: “… Para ti, Helios, han elevado hasta el Olimpo los habitantes de la rodia Rodas (…) coronando su patria sobre los despojos de sus enemigos”.

El Coloso de Rodas según Louis de Caulery, con las piernas abiertas como la popular imagen convertida en mito de Van Heemskerck, obra del siglo XVI, Museo del Louvre.

Por ello Cares de Lindos diseñó una colosal estatua y es interesante mencionar que Estrabón hablaba de los rodios como los primeros en trabajar el hierro y el bronce, y que eran grandes maestros, quizás si Cares no terminó la estatua fue acaba por maestros rodios del bronce. Su nombre Coloso viene dado por sus gigantescas dimensiones, según las fuentes griegas clásicas, tendría unos 33 metros de altura, que equivalen a la medida griega de la época que era el codo griego, medía unos 70 u 80 codos. Sus medidas exactas nunca las sabremos, además contaba con una gran base de mármol sobre la que se elevaba, pero lo que es seguro es que sería espectacular y enorme. Así lo menciona Plinio, y Plinio son palabras mayores, “pocos hombres pueden abrazar su pulgar, y sus dedos son mayores que muchas estatuas enteras”. Ya todo lo gigantesco será llamado colosal, y algo enorme un Coloso.

El Coloso de Rodas, en otra de sus míticas imágenes con las piernas abiertas en el puerto de Rodas,

Una enormidad de la que conocemos su proceso de construcción gracias a un fuente del siglo IV d.C., varios siglos después de su construcción, por lo que hay que tomar con mucha cautela la información que del Coloso nos ofrece la obra llamada Sobre las Siete Maravillas de Filón de Bizancio. Lo primero que llama la atención del relato es que cuenta que se utilizó tanto bronce que las minas así se agotaron. Debido a su tamaño estaba basado en un armazón de hierro, que los rodios también trabajaban, de unos 7.800 kilos, ese armazón fue recubierto con una piel de bronce, según Filón, de 12 o 13 toneladas de cobre. Es muy interesante que el Coloso, a diferente de otras grandes estatuas de bronce griegas, se fabricó a modo de un edifico por pisos, y no con piezas sueltas que luego se unen. La idea era sobre la gran base de mármol esculpir y fundir los enormes pies, luego fundir los tobillos y, de esta manera, ir subiendo paso a paso. El gran truco para ir subiendo y fundiendo el bronce era enterrar con tierra las partes aún no ensambladas, y las que si lo estaban quedaban bajo la tierra, mientras se podría seguir levantado y fundiendo el bronce sobre esa superficie de tierra, era como un andamio de tierra firme. Esa es la versión que tenemos de Filón de Bizancio, que para muchos investigadores ofrece una visión de una técnica no conocida en la época de los rodios, por que se duda que pudieran hacer esa fundición del bronce en la misma estatua. Otra hipótesis, quizás más plausible, es que se fundieran grandes placas de bronce y luego fueran colocadas una a una sobre el gran armazón de hierro, yo querido creer a Filón.

Pueblo de Lindos,  antes gran Polis de la isla Rodas, en una preciosa bahía rocosa.

Fuera como fuese, Coloso de Cares de Lindos en Rodas no tenía parangón, estaba destinado a ser el “segundo sol de Rodas” por toda la eternidad, pero su vida, por desgracia, fue muy corta, en el año 226 a.C. un gran terremoto asoló Rodas y derribó la colosal estatua de Helios. Y, nunca se volvió a levantar, aunque se cuenta que Ptolomeo III, rey de Egipto, ofreció el dinero y los obreros necesarios para levantarlo. Sin embargo, los rodios hicieron caso a la perdición del Oráculo, que no aconsejaba que volviera a ser levantado, al considerarlo un mal augurio. De esta forma, durante siglos, unos 900 años, los restos se quedaron in situ, y el colosalismo de dichos restos, fue admirado por todos los viajeros que pasaron por Rodas. La tradición que el Coloso se rompió por las rodillas y el resto quedó esparcido, sería una pasada ver esas piernas hasta la rodillas y los gigantescos trozos del resto a su alrededor. Mencionar al viajero Luciano de Samosata, en el siglo II d. C., que señalaba en tono de humor que “el coloso de Rodas y el Faro de Alejandría se veían desde la Luna”.

El Coloso de Rodas imaginado por el español Antonio Muñoz Degrain, que pintó en 1914 tras viajar a Rodas,  Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (Madrid).

La duda es evidente: ¿por qué no se conservan ninguno de sus colosales restos? (sería grandioso tener, al menos, uno de sus enormes pies). La explicación es la de siempre: el tiempo, la reutilización y el expolio. En este caso fue el califa árabe Muawiya, 5º califa tras Mahoma, que en la expansión del Islam por el Mediterráneo, se apodera de Rodas en el año 654 d.C.. Y como falso ídolo pagano decide terminar de demoler el Coloso, y llevarse su bronce, necesitó unos 900 camellos como fuerza de arrastre para sacar sus restos de Rodas, según cuentan las fuentes clásicas. El bronce fue comprado por un judío sirio de Efesa, lamentable final para una maravilla, que debió quedar en su lugar, en el puerto de Mandraki de Rodas o, lo que es probable en la acrópolis de Rodas.

Colosusus Solis, que crea la mítica imagen del Coloso con las piernas abiertas, de Marten van Heemskerck., 1572.

Desde ese momento, el Coloso se convierte en un mito, muchos viajeros fueron a ver el lugar donde pudo estar situado. Hay que destacar a Nicolas de Martoni, un italiano que pasó por Rodas en el año 1395 y dijo: “En tiempos antiguos hubo una maravilla, un gran ídolo, tan admirablemente formado que se dice que tenía un pie en la punta de dicho muelle, donde está la iglesia de San Nicolas y en otro en la punta del otro muelle”. Es la clásica imagen del Coloso de Rodas, que fue popularizada por el pintor holandés Marten van Heemskerck en su famoso Colossus Solis, una obra en la que colocaba el Coloso en dicha entrada del puerto de Rodas, con las piernas abiertas para dejar pasar bajo ellas los barcos y en su mano derecha alzaba un recipiente con fuego.

El Coloso de Rodas,  Salvador Dalí. 1954.

Esa legendaria representación del Coloso sería técnicamente imposible, ninguna estatua de más de 30 metros podría estar colocada con una separación en sus pies de unos 200 metros, de ser así se hubiera caído mucho antes que por el terremoto. En cuanto a su nombre, Coloso, es importante mencionar a Heródoto, el padre de la Historia, que en el siglo V a. C., viajó a Egipto y señaló que los Colosos, eran estatuas que los egipcios colocan en los templos, siempre con las piernas unidas. Ninguno de los Colosos de la antigüedad tenía las piernas separadas, y la palabra Coloso, adquiere el sentido de “estatua de gran tamaño” por el Coloso de Rodas, no eran tan gigantescos los colosos egipcios, ni otros griegos (como el del dios Apolo en la Isla de Delos) y todos con las piernas unidas, como la estatua de Artemisa en Efeso, otra de las siete maravillas de la Antigüedad. De modo que, esa mítica imagen del Coloso, poco tenía que ver con la realidad.

El dios Helios representado en un relieve Troyano, lo vemos joven, con el pelo rizado y los rayos en la cabeza.

Las fuentes clásicas nos dicen que era un gran símbolo de la independencia y poder económico de Rodas, pero poca información nos dan de su aspecto, Filón de Bizancio ni siquiera la describe, solo dice que se reconoce al dios Helios por sus atributos, sin entrar en detalles. De esta manera, debemos intuir que se asemejaría a la imagen típica del Dios Heliosque parece en monedas rodias y griegas, como un joven atleta desnudo con el cabello rizado y que podía, aunque no siempre, tener rayos en su cabeza, como símbolo del Sol. Además la tradicional y mítica situación del Coloso en el puerto de Rodas, tampoco parece nada probable, más bien es imposible que este junto al mar, por sus dimensiones, y porque sus restos habrían caído al mar y alguno de esos restos se podría haber encontrado. Lo más lógico, es que al igual que los colosos egipcios que mencionaba Heródoto, el Coloso de Rodas estuviera en el templo a Helios, como dios principal de la isla, pero no puede ser comprobado está plausible hipótesis, al no haberse encontrado ningún resto de dicho templo, pero yo estoy seguro que este templo debió existir, el dios protector de la isla tendría con toda seguridad un gran templo en Rodas.

Acrópolis de Rodas, con las ruinas del llamado Templo de Apolo Pitio, que bien podía ser el templo de Helios y en sus cercanías estar el lugar verdadero del Coloso, con unas dimensiones algo menor a las que le atribuye la tradición.

En los últimos años, una arqueóloga llamada Úrsula Vedder señaló que el templo de Helios sería el que todos llaman templo de Apolo Pitio en la Acrópolis de Rodas, y tiene sentido al estar a su lado el estadio, donde competían los atletas en honor a Helios, de la misma forma que ocurría en Olimpia en honor a Zeus, o en Delfos en honor a Apolo. Incluso, se menciona que podía estar en medio de Rodas, en un lugar llamado Palacio del Gran Maestre del Bazar, y que al caer derribó muchas casas, y que por miedo a derribar más viviendas los rodios no lo levantaron de nuevo.

Puerto de Mandraki en Rodas, con el fuerte de San Nicolas al fondo, y los dos ciervos que, supuestamente, señalan el lugar de los dos pies separados del mítico Coloso.

Es muy difícil decir donde podía estar el Coloso, yo me decanto por situarlo junto al templo de Helios, como los colosos egipcios u otras estatuas de dios importantes griegos, ejemplo la Estatua de Zeus en Olimpia, otra maravilla desaparecida del mundo antiguo. Y, por supuesto, de tener las piernas separadas sería muy levemente, al igual que otro coloso de la antigüedad el Coloso de Nerón en Roma. Suetonio, gran historiador romano, cuenta que Nerón encargó una colosal estatua suya al escultor griego Zenodoro. Que construyó una estatua de unos 40 metros inspirada en el Coloso de Rodas. tenía unos 120 pies romanos y estaba destinada a decorar su gran Domus Aurea en Roma. Al morir el cruel Nerón, el Senado borra de la faz de Roma toda su obra, y su coloso es trasformado en una estatua del Sol y es colocada en las cercanías del Coliseo, en la actualidad se conservan algunos restos de su gran basa.

Imagen del coloso imaginada por Sergio Leone en su película de 1960, como un gran ídolo que arrojaba aceite hirviendo a los barcos que pasaban entre sus piernas.

En definitiva, Coloso de Rodas existió y por sus dimensiones, complejidad e imponente colosalismo marcó la mirada de los viajeros que pasaron por Rodas durante siglos, y su eco se mantiene en el Mundo Actual. Muchas son las estatuas que se inspiran en el gran coloso rodio, como el gran Cristo de Corcovado en Río de Janeiro (Brasil) imponente estatua de brazos abiertos de 30,1 metros o la célebre Estatua de la Libertad de Nueva York, que se podía decir que es el Coloso de los tiempos modernos desde que fue levantada en 1886. con sus 93 metros de altura. Los rodios iniciaron el camino seguido por muchos pueblos de simbolizar su independencia y libertad con una estatua o un gran ídolo, y ese espíritu nos lo recuerda la mencionada estatua de la Libertad. Si os digo la verdad, me intriga mucho como sería el Coloso de Rodas, pero creo que sus exactas dimensiones y apariencia no tienen importancia y es más relevante su leyenda como una de las desaparecidas siete Maravillas de la Antigüedad. Unas maravillas, que al igual que las civilizaciones que las construyeron, vivieron su prosperidad y su hundimiento, son una metáfora de las sociedades humanas que las crean, que están sometidas a cíclicas crisis tras periodos de esplendor. Y en esas seguimos, mi teoría es que la civilización occidental actual se hundirá, espero no conocerlo, porque su hundimiento será más terrible que del Coloso de Rodas.

El Coloso de Rodas de Sergio Leone fue rodada en 1960 en el puerto de Laredo (Cantabria), donde recrearon el puerto de Rodas y la parte inferior del Coloso.

Tags: ,
Publicado en Historia Clásica | Sin Comentarios »

El arte de morir en Pompeya

Publicado por El hijo del Ahuizote en enero 2nd 2018

Hallan un mausoleo con una inscripción de cuatro metros, la mayor del yacimiento

Un equipo de arqueólogos que trabaja en Pompeya ha anunciado el descubrimiento de una tumba monumental de mármol con una inscripción epigráfica de cuatro metros de longitud. «La calidad del mausoleo y las características del epígrafe funerario, el mayor encontrado hasta ahora en el yacimiento, permiten situar al difunto entre la élite pompeyana», ha afirmado el arqueólogo de la Universidad de Leicester Rubén Montoya, que participa en  un proyecto en el yacimiento italiano. Aunque el nombre del difunto no aparece mencionado en el monumento, podría tratarse de Nigidio Mayo, el más famoso organizador de espectáculos de Pompeya en época de Nerón y Vespasiano. De hecho, el sepulcro fue hallado muy cerca del lugar donde en el siglo XIX apareció un relieve con escenas de gladiadores, procesiones y caza, que actualmente se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles

 

Tags: , , , ,
Publicado en Historia Clásica, Noticias de la historia | Comentarios desactivados en El arte de morir en Pompeya

280 a.c. : Primera guerra greco-romana.

Publicado por El hijo del Ahuizote en marzo 19th 2017

280 a.c. : Primera guerra greco-romana.

 

Magna Grecia.

A finales del siglo IV a.c., las ciudades griegas del sur de Italia que integraban la llamada Magna Grecia comenzaron a sentir la presión del nuevo poder que surgía en el centro de la península itálica: Roma.

Tarento, ciudad grande y prospera que ejercía una especie de protectorado sobre las demás poblaciones griegas, había firmado en el 303 a.c. un tratado con Roma, por el que se vetaba al ejercito romano rebasar el cabo lacinio (colonna), junto a la ciudad de Crotona.

En el 282, Thurii, ciudad griega situada sobre la suela de la bota italica, pidió ayuda a Roma contra las incursiones de las tribus italianas de la zona de lucania, que aun eran independientes.

 

Los romanos respondieron rápidamente al pedido de Thurii y aprovecharon para ocupar la ciudad.

Los tarentinos, consternados por la aparición de un contingente romano en la Magna Grecia se decidieron a actuar.Cuando una flota romana compuesta de diez barcos pequeños apareció ante la costa tarentina, hundieron todos los barcos y exterminaron a todos los tripulantes. A continuación, expulsaron a la guarnición romana que se había establecido en Thurii.

Roma todavía no estaba aun preparada para  luchar en el sur de Italia, seguía teniendo problemas con los galos en el norte, así que por el momento intentaron arreglar el asunto por la vía diplomática.

Enviaron delegados a Tarento para concertar una tregua y pedir la devolución de Thurii. Los enviados romanos no hablaban bien griego, y los tarentinos se rieron de ellos por ese motivo.

Y cuando la delegación romana abandonaba el lugar de la reunión, un niño de la multitud orino sobre la toga de uno de los enviados romanos.

El enviado romano proclamo amenazadoramente que esa mancha seria lavada con sangre. Volvió a Roma y mostro la toga manchada al senado.Este, lleno de cólera e indignacion, declaro la guerra a Tarento en 281 a.c.

Los tarentinos empezaron a preocuparse seriamente. No tenían la capacidad de defenderse por si mismos. Poco dispuestos a soportar la dureza de la vida militar, desde hacía mucho tiempo confiaban su defensa a ejércitos de mercenarios procedentes de grecia.Y a Grecia se dirigieron para solicitar ayuda.

Mientras los romanos combatían a los samnitas durante medio siglo, Alejandro Magno, el hijo de Filipo de Macedonia llevaba a cabo una de las más asombrosas hazañas militares de la historia. Con un pequeño pero magníficamente entrenado ejército que incluía la falange macedónica, Alejandro se paseo por toda el Asia menor y el imperio persa, ganando todas las batallas contra todos los enemigos que se le opusieron. Llevó la cultura griega a los desiertos de Asia central, a la frontera con la india, a Egipto, etc.Todo el impero persa quedo bajo su dominio.

Pero en 323 a.c., a la edad de 33 años, Alejandro murió en Babilonia. Solo quedaba para sucederle un hermano deficiente mental y un bebe. Ambos fueron rápidamente eliminados, y sus generales (diadocos) empezaron a disputarse el imperio.

Tras 20 años de lucha, el imperio de Alejandro quedo permanentemente dividido.

 

La principal parte de Asia, que incluía Siria, Babilonia y las regiones del este cayeron bajo la dominación del general Seleuco,cuyos descendientes gobernaron lo que mas tarde se llamo el imperio seleucida.

Egipto quedo en manos de otro diadoco,Tolomeo,cuyos descendientes gobernaron el Egipto tolemaico.

Y Asia menor quedo dividida en una serie de pequeños reinos.

Todos estos reinos estaban en el 281 a.c. firmemente establecidos, y para el comienzo de la guerra entre Roma y Tarento, estaba demasiado ocupados en pelear unos contra otros, así que no podían prestar ninguna ayuda a los tarentinos.Ademas,estaban demasiado lejos.

Un poco mas cerca estaba Macedonia, pero se hallaba muy debilitada, la vieja familia real macedónica había desaparecido y generales rivales combatian por su dominio. En el 281 a.c.,Macedonia se encontraba en total anarquía, y tampoco podía ayudar a nadie.

A esta anarquía en Macedonia contribuía activamente el reino de Epiro, situado sobre la frontera occidental de Macedonia.

 

Epiro era esencialmente un país montañoso e inhóspito,habitado por una coalicion de pueblos no-griegos (chaones,molosianos, thesprotianos ), pero estaban ampliamente helenizados, y hablaban y escribían en griego.La ganadería era su principal fuente de riqueza, con pocos y pequeños cultivos. Vivian mayormente en aldeas, y sus ciudades eran pocas y de pequeño tamaño.

Desde el año 295,gobernaba como rey en Epiro Pirro.

Orgullosos de su linaje ( se creía descendiente de Aquiles ) ,Pirro había demostrado sus dotes militares combatiendo en los ejércitos de Antigono y Demetrio, generales de Alejandro Magno.

 

Pirro,rey de Epiro.

Era, con diferencia, el mejor general griego de la época. Pirro había contribuido a la anarquía de Macedonia invadiéndola en el 286 para apoyar a Seleuco,Ptolomeo y Lisimaco a expulsar a Demetrio Poliorcetes del trono de Macedonia. Lisimaco y Pirro se repartieren el trono macedónico, pero a los siete meses Pirro fue expulsado, ya que los macedonios preferían como rey a Lisimaco, viejo compañero de Alejandro.

A él fue a quien los tarentinos pidieron ayuda. Epiro se encontraba a solo 80 kilómetros de la costa tarentina, Pirro era el mejor general y estaba ansioso de luchar.

Pirro acepto la propuesta tarentina rápidamente. Quería hacer en occidente lo que Alejandro había hecho en oriente ; establecer un imperio.

Y para ello además de sus soldados epirotas, tan buenos guerreros como los macedonios, recibió la colaboración de la misma macedonia, que aporto al cuerpo expedicionario cinco mil infantes y un grupo de caballería.

En la primavera de 280 a.c.,Pirro desembarco en Tarento con 20.000 soldados de infantería,2.000 arqueros,500 honderos,3.000 caballos y 20 elefantes.

Pirro se dio cuenta rápidamente que no podia contar en demasía con la ayuda voluntaria de las ciudades de la Magna Grecia.Los tarentinos habían prometido muchas tropas, pero realmente aportaron muy pocos hombres. Pirro trato con dureza a sus aliados, tratando a Tarento como una ciudad conquistada, para utilizarla como base de operaciones y aprovisionamiento. Cerró los teatros y los baños públicos y empezó a entrenar a los ciudadanos tarentinos, consiguiendo un refuerzo de unos 6.000 hoplitas.

A finales de aquel mismo año, Pirro marcho con su ejército en busca del ejército consular romano, buscando una llanura adecuada para desplegar sus falanges y sus elefantes.

Encontró el lugar adecuado en una llanura situada a mitad de camino entre Tarento y Thurii, en Heraclea.

Alli se iba  a producir el primer enfrentamiento militar entre la legion romana y la falange griega.

Publicado en Historia Clásica | Comentarios desactivados en 280 a.c. : Primera guerra greco-romana.

Descubren nuevas evidencias de un templo de Ramsés II en El Cairo

Publicado por El hijo del Ahuizote en febrero 18th 2017

Arqueólogos egipcios y alemanes han descubierto bloques y fragmentos de estatuas que pueden apuntar a la existencia de un templo del faraón Ramsés II en la zona de Heliopolis, actualmente ubicada en un barrio populoso de El Cairo, informó este martes el Ministerio de Antigüedades egipcio.

El jefe del departamento de Egiptología del Ministerio de Antigüedades, Mahmud Afifi, detalló en un comunicado que los restos fueron encontrados por casualidad en el área de Al Matariya, en el noreste de la capital egipcia.

Asimismo, un grupo de grandes bloques fue encontrado más al sur de los primeros restos y en ellos se ve a Ramsés II ungiendo a una divinidad. El nombre del faraón aparece con la variante muy poco común de “Paramessu”.

El codirector egipcio del equipo, Ayman Ashmaui, explicó en la nota que otros relieves demuestran que Ramsés II fue el que mandó construir el templo.

“Confirma la hipótesis de que Ramsés II tenía un especial interés por Heliopolis en las últimas décadas de su largo reinado de 70 años” durante la XIX dinastía (entre 1.295 y 1.186 a.C.), detalló Ashmaui.

Los recientes descubrimientos forman parte de las habitaciones más recónditas del templo, añadió el arqueólogo egipcio, mientras que el codirector alemán del proyecto, Dietrich Raue, informó de que también están excavando en el área sureste del recinto del templo.

Raue explicó que están desenterrando casas y talleres del periodo ptolemaico, cuando los griegos estuvieron presentes en Egipto (332 a.C.- 30 d.C). En este perímetro fueron encontrados amuletos y utensilios de metal.

En esta misma zona se encontraba el templo de Heliopolis, dios del Sol, uno de los mayores de Egipto, del que quedaron muy pocos vestigios ya que sus bloques y obeliscos fueron saqueados desde la época del Imperio Romano y durante las sucesivas dinastías musulmanas para construir edificios en las antiguas Roma, Alejandría y El Cairo.

Tags: , , ,
Publicado en egipto antiguo, Historia Antigua, Historia Clásica, Noticias de la historia | Comentarios desactivados en Descubren nuevas evidencias de un templo de Ramsés II en El Cairo

EN LA GUARIDA DEL MINOTAURO

Publicado por El hijo del Ahuizote en julio 17th 2016

La desconcertante disposición del palacio minoico de Cnosos induce a pensar que pudo ser el origen histórico de la leyenda del laberinto. Intrincadas series de escaleras —a veces hasta tres en un espacio de 8 m— unen unas salas con otras a diferentes niveles, y los pasillos que conducen de un patio a otro se retuercen de tal modo que el visitante sin guía pierde el sentido de la orientación.

 

Famoso fresco del salto de toro, vestíbulo de entrada del Palacio de Cnosos.

                                                             Famoso fresco del salto de toro, vestíbulo de entrada del Palacio de Cnosos

 

Según la antigua tradición griega, Pasifae, reina de Creta y esposa del rey Minos, tuvo amores con un toro blanco enviado a Creta por Poseidón, dios del mar, y su fruto fue el Minotauro, enorme monstruo con cabeza de toro y cuerpo humano. Minos encerró a esa criatura en un laberinto diseñado para él por Dédalo (el inventor mítico cuyo hijo ícaro murió por volar demasiado cerca del Sol). Más tarde, cuando Minos derrotó a Atenas, le impuso un terrible tributo: siete jóvenes y siete doncellas atenienses tenían que ser entregados a Creta cada año para alimentar al Minotauro. Los jóvenes eran enviados al laberinto, donde vagaban sin esperanza hasta que la gran bestia daba con ellos y los devoraba. Este ciclo de sacrificios sólo tuvo fin cuando el héroe ateniense Teseo se unió a las víctimas y consiguió el amor de Ariadna, una de las hijas de Minos. Ariadna le dio un ovillo de hilo para que pudiese encontrar la salida del laberinto después de dar muerte al Minotauro.

 

Minotauro

                                                                                     Minotauro

Para los oídos modernos esta leyenda puede parecer un simple cuento de hadas. Pero las ruinas del palacio de Cnosos proporcionan indicios, además de la complejidad laberíntica de su trazado, de que el relato nació de un hecho histórico.

 

Palacio de Cnosos

Palacio de Cnosos

 

Por ejemplo, el culto al toro parece haber sido uno de los rasgos capitales de la religión minoica, probablemente porque, como en otras culturas antiguas, se consideraba a ese animal símbolo de virilidad. Y varios frescos de Cnosos muestran a jóvenes acróbatas que parecen dar saltos mortales sobre los cuernos de un toro que embiste.

Si tales hazañas eran intentadas durante ceremonias religiosas o pruebas deportivas cretenses, los participantes tendrían tan pocas probabilidades de sobrevivir como los atenienses en el laberinto del Minotauro. Cuando sir Arthur Evans, descubridor de Cnosos, consultó a experimentados toreros españoles sobre tales saltos, el veredicto unánime fue que eran algo que se conseguiría una sola vez en la vida. Nadie viviría para repetirlo.

 

Baño griego, Knossos

                                                         Baño griego, Knossos

Tags: , , ,
Publicado en Historia Clásica | Comentarios desactivados en EN LA GUARIDA DEL MINOTAURO

Hallan cerca de El Cairo los restos de un barco de hace más de 4.500 años

Publicado por El hijo del Ahuizote en febrero 2nd 2016

Arqueólogos checos desentierran en Abusir una embarcación faraónica junto a piezas de cerámica datadas entre el final de la III dinastía y principios de la IV

 

Excavaciones de la necrópolis de Abusir Ministerio de Antigüedades egipcio

Se dice que la primera talasocracia del mundo fue la de los minoicos, pero aunque los egipcios no se convirtieran en un imperio marítimo, sin duda fueron la primera civilización del mundo en depender de las embarcaciones. Barcos, botes, barcazas, balsas, navíos de recreo… eran utilizados constantemente en el día a día y se volvían por completo imprescindibles durante los tres meses que duraba la inundación, cuando si no se tenía una de ellas resultaba imposible desplazarse.

Gracias a eso se conocen navíos egipcios que se remontan incluso a las primeras dinastías, aproximadamente el año 3000-2686 a.C., halladas en Abydos junto a los desmantelados palacios funerarios de la necrópolis real. De todas las embarcaciones encontradas en Egipto, la más espectacular es sin duda el barco funerario de Khufu, encontrado intacto y desmontado al sur de la Gran Pirámide. Ahora, sus 40 metros de eslora se exhiben montados en su propio museo justo encima de donde fue encontrado. Y, dentro de no mucho, se le unirá en el nuevo Gran Museo Egipcio su gemelo, que desde hace unos años están excavando los egiptólogos de la Universidad de Waseda (Japón).

Hace apenas unos días, el ministro egipcio de Antigüedades, Dr. Mamdouh Eldamaty, ha dado a conocer que el equipo del Instituto Checo de Egiptología que excava en Abusir descubrió en la campaña del 2015 un nuevo ejemplar que añadir a la creciente colección de barcos faraónicos.

La embarcación apareció a una docena de metros al sur de la mastaba AS 54, un monumento de dimensiones excepcionales (52,60 x 23,80 metros). Hasta el momento, estos barcos sólo han aparecido enterrados en recintos funerarios reales o de contados miembros de la familia real, lo cual nos está hablando de que en ella se enterró un personaje (desgraciadamente por ahora anónimo) de una gran relevancia. Había que estar muy bien situado en el escalafón social para poder disfrutar de un barco de madera (un material escaso y muy caro) de 18 metros de metros de eslora.

Lo destacable es que, si bien la necrópolis de Abusir es conocida por ser el lugar de enterramiento de los faraones de la V dinastía, los detalles arquitectónicos, la orientación y la presencia de un cuenco con el nombre del faraón Huni sitúan esta mastaba en un período bastante anterior y poco conocido, el paso de la III a la IV dinastía.

Huni («El Golpeador») es un faraón un tanto esquivo, porque los documentos que nos hablan de él no son demasiados (fue el primer monarca en escribir su nombre dentro de un cartucho). Además, se sigue desconociendo a ciencia cierta dónde se enterró. Sabemos que fue el constructor de seis pequeñas pirámides de 20 metros de lado distribuidas por todo Egipto; pero no está del todo claro que las primeras fases de la pirámide de Meidum le pertenezcan, como se ha sugerido.

Sí se sabe con seguridad que fue su sucesor, Esnefru, quien la convirtió después en pirámide de caras lisas. Por desgracia, los nuevos corredores descubiertos en ella en el año 2000 no fueron tan amables de presentar a la cámara del endoscopio que los estudiaba un nombre con el que dilucidar la incógnita.

Como es fácil de imaginar, que se confirme la posibilidad de haber topado con un pequeño núcleo de mastabas pertenecientes a cortesanos o miembros de la familia real de este soberano egipcio tiene sobre ascuas a los arqueólogos checos. Por entonces ya estaban empezando a escribirse textos autobiográficos en las mastabas de los nobles y ello puede suponer una insospechada cosecha de nuevos datos históricos… que al fin y a la postre es para lo que se excavada, no para encontrar «tesoros» que exponer en un museo. El tiempo dirá.

 

  • JOSÉ MIGUEL PARRA
  • Egiptólogo

Tags: , , , , ,
Publicado en egipto antiguo, Historia Clásica, Noticias de la historia | Comentarios desactivados en Hallan cerca de El Cairo los restos de un barco de hace más de 4.500 años

 
A %d blogueros les gusta esto: