Historias de la Historia

Anécdotas y Curiosidades del pasado

Sobre Hipatia y la Biblioteca de Alejandría

Posted by El hijo del Ahuizote en 13th enero 2012

La mítica Biblioteca de Alejandría está llena de misterioso y asombro; misterio pues se saben pocas cosas claras, no se sabe con exactitud como se destruyó, y la versión cambia según que cultura este describiendo ese fin trágico, tampoco se sabe con certeza cuantos libros guardaba ni su organización precisa. Asombro pues era la guardiana de gran parte del saber de la antigüedad, allí encontrabamos en papiros o pergaminos la colección de obras de Aristóteles entre otros muchísimos documentos muy importantes.

Carl Sagan (1934-1996), el genial científico e incansable divulgador de la ciencia, también se ocupó de la Biblioteca de Alejandría, en su afamada serie Cosmos, asi como de Hypatia, pero dejemos que el mismo nos lo cuente:

El último científico que trabajó en la Biblioteca fue una matemática, astrónoma, física y jefe de la escuela neoplatónica de filosofía: un extraordinario conjunto de logros para cualquier individuo de cualquier época. Su nombre era Hipatia. Nació en el año 370 en Alejandría. Hipatia, en una época en la que las mujeres disponían de pocas opciones y eran tratadas como objetos en propiedad, se movió libremente y sin afectación por los dominios tradicionalmente masculinos. Todas las historias dicen que era una gran belleza. Tuvo muchos pretendientes pero rechazó todas las proposiciones matrimoniales. La Alejandría de la época de Hipatia —bajo dominio romano desde hacía ya tiempo— era una ciudad que sufría graves tensiones. La esclavitud había agotado la vitalidad de la civilización clásica. La creciente Iglesia cristiana estaba consolidando su poder e intentando extirpar la influencia y la cultura paganas. Hipatia estaba sobre el epicentro de estas poderosas fuerzas sociales. Cirilo, el arzobispo de Alejandría, la despreciaba por la estrecha amistad que ella mantenía con el gobernador romano y porque era un símbolo de cultura y de ciencia, que la primitiva Iglesia identificaba en gran parte con el paganismo. A pesar del grave riesgo personal que ello suponía, continuó enseñando y publicando, hasta que en el año 415, cuando iba a trabajar, cayó en manos de una turba fanática de feligreses de Cirilo. La arrancaron del carruaje, rompieron sus vestidos y, armados con conchas marinas, la desollaron arrancándole la carne de los huesos. Sus restos fueron quemados, sus obras destruidas, su nombre olvidado. Cirilo fue proclamado santo.

La gloria de la Biblioteca de Alejandría es un recuerdo lejano. Sus últimos restos fueron destruidos poco después de la muerte de Hipatia. Era como si toda la civilización hubiese sufrido una operación cerebral infligida por propia mano, de modo que quedaron extinguidos irrevocablemente la mayoría de sus memorias, descubrimientos, ideas y pasiones. La pérdida fue incalculable. En algunos casos sólo conocemos los atormentadores títulos de las obras que quedaron destruidas. En la mayoría de los casos no conocemos ni los títulos ni los autores. Sabemos que de las 123 obras teatrales de Sófocles existentes en la Biblioteca sólo sobrevivieron siete. Una de las siete es Edipo rey. Cifras similares son válidas para las obras de Esquilo y de Eurípides. Es un poco como si las únicas obras supervivientes de un hombre llamado William Shakespeare fueran Coriolano y Un cuento de invierno, pero supiéramos que había escrito algunas obras más, desconocidas por nosotros pero al parecer apreciadas en su época, obras tituladas Hamlet, Macbeth, Julio César, El rey Lear, Romeo y Julieta

Una irreparable pérdida sin lugar a dudas.

 

1 Respuesta en “Sobre Hipatia y la Biblioteca de Alejandría”

  1. ixel Dice:

    No cabe duda que el tiempo da la razon a quien abre camino al conocimiento..mientras que en el proceso aquellos que buscaron el saber fueron casi olvidados, repudiados en su epoca y olvidando la magnitud de su esfuerzo frente a una ideologia que nos carcome el cerebro sin cuestionar las formas en que éstas buscan detener el conocimiento.

    Y no es la unica mujer que en aquella epoca y otras mas fueron mas que rechazadas por atreverse a pensar mas alla que los hombres (si lo vemos en cuestipon de genero) y/o por tratar de cuestionar las ideologias impuestas(dsea politico, religiosa, etc) ¡hemos aprendido a ser tolerantes, o simplemente cambiamos de actores y de torturas y/o imposiuciones?…

 
A %d blogueros les gusta esto: